viernes, 15 de enero de 2010

EL SUFRIMIENTO DE UN PUEBLO


Ante acontecimientos como este nos quedamos literalmente sin palabras y miles de preguntas pueden asaltar nuestros pensamientos. Y, entre ellas, con carácter predominante, siempre surge la misma pregunta: ¿Por qué? ¿Por qué Dios permite este sufrimiento, esta desgracia, tantas muertes? Y sólo podemos callar. Rezar en silencio. No sabemos por qué permite Dios, que es infinitamente bueno, este sufrimiento. Pero sabemos que puede obtener bienes de lo que aparenta ser el triunfo del mal.

A su Corazón misericordioso encomendamos a tantos y tantos hermanos nuestros que han fallecido, para que descansen en la paz de Cristo, y también ponemos bajo el manto de la Pura Inmaculada de Guadalupe, patrona de Hispanoamérica, a sus hijos que sufren, ahora más que nunca, en el país más pobre del nuevo continente.
La Iglesia, como siempre, está del lado de los que más sufren, de aquellos que se identifican con Cristo sufriente y crucificado. Cáritas Española ha activado la respuesta de emergencia "Cáritas con Haití". Ya han sido enviados 150.000 € y, lo que es más importante, el mensaje de la Esperanza de que Dios los ama, los sigue amando y nunca los dejó de amar. Si puedes, colabora con esta respuesta de la Iglesia a través del teléfono 902 33 99 99, a través de las cuentas que se han abierto para ello o a través de la cuenta de tu Cáritas Diocesana:


SANTANDER 0049-1892-64-2110527931
BBVA 0182-2000-21-0201509050
POPULAR 0075-0001-81-0606839307
BANESTO 0030-1001-38-0007698271
CAJA MADRID 2038-1028-15-6000969697
LA CAIXA 2100-2208-39-0200227099
CECA 2000-0002-20-9100382307
BANCAJA 2077-1277-10-3100146740
CAM 2090-5513-04-0040370409
SABADELL–ATLANTICO 0081-0216-74-0001306932

No hay comentarios: