viernes, 25 de diciembre de 2009

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!


Sí, en este mundo... Como está... Como es... Con sus bondades y, sobre todo, por sus pecados... Dios se ha hecho hombre. Se vuelve a abajar, a hacer pequeño, "abrazable", porque no se puede amar lo que no se puede abarcar con las manos. Y a este Dios lo podemos amar; y alimentar; y contemplar; y cantar; y besar; y llorar ante Él; y reirnos con Él; y sentir el dulce latido de su Sacratísimo Corazón, pequeñito Corazón en el que todos cabemos y en el que ya estamos dentro todos. Admirable locura del Dios que se hace hombre... Realmente admirable intercambio, Dios se hace hombre para que nosotros, tú y yo, lleguemos a ser dioses. Acojamos al Dios que se acerca. No puede acercarse más. ¿No ves entre pajas a Aquél que por tí morirá en el madero? Alégrate, que Dios viene a tu vida para quedarse. Corramos como los niños y los pastorcillos a ver a Dios hecho niño. Si Dios se hace niño, ¿te dará vergüenza a tí hacerte niño?. Contémplalo como los magos en brazos de su Madre y aprende dónde lo tienes que buscar siempre, en brazos de la Pura y Limpia Madre de Dios.



¡¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!!!

No hay comentarios: