jueves, 27 de noviembre de 2008

"Necesitamos que digáis que podéis vivir bien sin tanto consumo, que estáis dispuestos a perder privilegios y bajar un poco vuestro nivel de vida"


No, estos niños no "juegan a la guerra", como pueden hacer los niños del primer mundo, como puede hacer tu hijo, tu primo o tu sobrino. No. Estos niños, a quienes han robado la niñez, son soldados de verdad, en el Congo.


Ayer me envió Paloma un correo electrónico que me hizo pensar. Como Paloma es buena amiga y lectora asidua de este blog, no le importará que lo colguemos aquí, para que todos nos podamos enriquecer.


¿De verdad estamos dispuestos a vivir sin tanto consumo, a perder nuestros privilegios, a rebajar nuestro nivel de vida para que otros, aunque sea en la otra parte del mundo, puedan subir el suyo?


Recordemos, ahora que empieza el Adviento, las palabras de Isaías para preparar el camino al Señor:


"Una voz clama: «En el desierto abrid camino a Yahveh, trazad en la estepa una calzada recta a nuestro Dios. Que todo valle sea elevado, y todo monte y cerro rebajado; vuélvase lo escabroso llano, y las breñas planicie." (Is. 40, 3-4).


Gracias Paloma.



Hola a todos,


Hoy he podido leer la carta de un amigo.


Se trata de Andrés García, misionero de la Consolata de Jaén que lleva cinco años en el Congo compartiendo su vida entera con los pigmeos. He pensado que la carta es de interés de todos vosotros, porque habla en primera persona del conflicto que ahora azota a este país, y que supongo habréis escuchado en las noticias. Bueno, para el que le suene a chino, explico brevemente que todo gira en torno al coltán, materia prima de la que se extrae el tantalio, metal de gran resistencia al calor que posee propiedades eléctricas. Por ello es el material fundamental con el que se fabrican gran cantidad de componentes electrónicos que usamos hoy día, como teléfonos móviles, pantallas de plasma, ordenadores, etc. Como comprenderéis, se trata de uno de los recursos más deseados, ya que se transforma en definitiva, en una producción inmensa de dinero y riqueza.


Pues bien, este material, más valorado a día de hoy que el oro, encuentra en el Congo el 80% de su reserva mundial. Es decir, el control de este país es poder. De ahí las múltiples guerras.


Esto nos cuenta Andrés:


“Ahora, a inicios de este mes de noviembre, las expectativas se vuelven un poco sombrías: voces de guerra, que cambiarán el ritmo de vida y de trabajo de todos. Es tiempo de alimentar la esperanza con acciones concretas desde el interno del país, pero también y sobre todo desde el extranjero, desde ahí, desde Europa, pues parece que este conflicto que no se termina de apagar desde 1988 tiene su origen en los intereses del norte. En vuestras manos, hermanos, nuestras vidas. Necesitamos que compréis menos teléfonos móviles, que disminuyáis el consumo de productos de alta tecnología elaborados con el coltán, necesitamos que digáis a los gobiernos del norte que podéis vivir bien sin tanto consumo, que estáis dispuestos a perder privilegios y bajar un poco vuestro nivel de vida. Necesitamos que pidáis que dejen al Congo decidir sobre sus materias primas… Organizaos, manifestaos, que se oiga nuestra voz a través de la vuestra, que las miles de ocupaciones y distracciones de esa sociedad activista no dejen que se corte el hilo de la esperanza que ahora nos sostiene.


No nos basta la ayuda humanitaria que tranquiliza conciencias (aunque también tranquiliza nuestros estómagos), necesitamos también que cese esta inestabilidad dictada por los mercados y los intereses del norte, necesitamos que nos dejéis empeñarnos con todas nuestras fuerzas y con todos nuestros recursos en el camino de desarrollo y de reconstrucción de un país enorme, difícil de gobernar por su falta de estructuras y con una democracia aún “en periodo de lactancia”. Que los intereses del norte no nos compliquen más aún las cosas. Un abrazo a todos. Vuestro hermano Andrés”.


Solo quiero añadir, que quizás pienses que no puedes hacer nada… y que ahora viene la Navidad... y tenemos que comprar muchas cosas sin más remedio…los regalos... la comida…noche vieja…………pero…¿de verdad piensas que no puedes hacer nada.....?


Si quieres saber más de la labor de Andrés y colaborar, echa un vistazo a http://www.sedevida.blogspot.com/


Que Dios te bendiga,


Paloma.

No hay comentarios: